Contacto

Contacto

Teléfono: +49 721 986610

E-mail: info@sitema.de

SITEMA GmbH & Co. KG
G.-Braun-Straße 13, 76187 Karlsruhe Alemania

Are you from the US?

UNA BUENA DOSIS DE

SEGURIDAD

PARA PERSONAS Y MÁQUINAS

Una marca fuerte para una tecnología única

La tecnología mundialmente probada de los mecanismos de sujeción autorreforzantes se ha labrado un nombre gracias al cual, por medio del reconocimiento de marca, podemos crear un mercado transparente para las unidades de sujeción y los frenos lineales. A este respecto, la SiForce Technology no solo está estrechamente vinculada con la seguridad, sino también con el principio autorreforzante..

Una buena dosis de seguridad para personas y máquinas

El principal campo de aplicación de los mecanismos de sujeción autorreforzantes, que se emplean en todo el mundo para garantizar la máxima seguridad de las máquinas y, sobre todo, de las personas, es el aseguramiento de grandes fuerzas y cargas axiales. Nuestra prioridad no es solo la fiabilidad absoluta, sino también la calidad, que permite alargar la vida útil de las cabezas de sujeción.

Las ventajas, de un vistazo

  • El mecanismo no puede liberarse si está cargado, lo que evita accidentes.
  • Cuando el sistema de sujeción está cerrado y sin carga (estado seguro), basta con aplicar presión para liberarlo, sin necesidad de elevar la carga.
  • Cuando la cabeza de sujeción está cargada (por ejemplo, tras una parada de emergencia), no puede liberarse hasta que deja de soportar la carga, lo que garantiza el traspaso automático seguro de la carga a otro sistema (por ejemplo, un accionamiento). Para descargar la cabeza basta con levantar la carga; no se necesita fuerza adicional ni es necesario
    «desbloquearla».
  • Todo ello garantiza también una liberación automática suave cuando se utiliza el mecanismo en un cilindro.
  • Aunque el mecanismo de sujeción esté cerrado, puede moverse hacia arriba en todo momento, por ejemplo, para liberar a una persona atrapada.
  • El sistema de sujeción solo soporta la carga cuando es realmente necesario.
  • Esto alarga su vida útil (valores B10D de hasta 6 millones).
  • Factor de seguridad superior a 2 incluido.
  • Las cargas de hasta 220 kN pueden asegurarse también neumáticamente.

Siga leyendo para conocer en detalle cada uno de estos puntos.

Larga vida útil

En las unidades de sujeción accionadas por resorte sin SiForce Technology, la fuerza de retención es generada por resortes de disco o helicoidales que presionan el sistema contra el vástago de cierre. La fuerza es siempre la misma y depende exclusivamente de los resortes. Por lo tanto, cada vez que se acciona el mecanismo, se aplica toda la fuerza de retención y el desgaste es mayor.

En los mecanismos de sujeción autorreforzantes con SiForce Technology también se usan resortes, pero estos tienen una fuerza mucho menor que la fuerza de retención y solo sirven para posicionar correctamente el sistema de sujeción de manera segura. No intervienen en la generación de la fuerza de retención, por lo que cuando el sistema se utiliza meramente para asegurar la carga, apenas soporta ningún esfuerzo, mientras que cuando recibe una carga, tan solo ha de soportar su peso. De esta manera, las cabezas de sujeción con SiForce Technology duran mucho más que los mecanismos de sujeción accionados por resorte que carecen de esta tecnología.


Diseño compacto

Como ya no se necesitan grandes paquetes de resortes, las cabezas de sujeción con SiForce Technology son muy compactas. Por ejemplo, para asegurar 6 toneladas de carga con un factor de seguridad superior a 2, una unidad convencional accionada por resorte sin SiForce Technology ocupa unos 220 mm de diámetro por unos 315 mm de largo. En cambio, una cabeza de sujeción SiForce (como el dispositivo anticaída KR 56 de SITEMA) es mucho más pequeña: ¡solo 140 mm de diámetro y 262 mm de longitud!

Fuerza de elefante también neumática

Para abrir y mantener abierto un freno lineal accionado por resorte sin SiForce Technology, debe superarse cada vez la fuerza de retención máxima. Así pues, este principio de funcionamiento limita el accionamiento neumático a fuerzas de retención relativamente bajas.

Con la SiForce Technology, la presión de liberación únicamente debe superar el peso relativamente reducido del sistema de sujeción cónico o en forma de cuña y la fuerza relativamente baja de los resortes que posicionan el sistema. Gracias a ello, los dispositivos anticaída de SITEMA con la tecnología SiForce son capaces de asegurar cargas de hasta 22 toneladas de forma 100 % neumática.





Factor de seguridad

Las cabezas de sujeción SITEMA homologadas con SiForce Technology (dispositivos anticaída y frenos de seguridad) tienen una carga admisible. A este respecto, la homologación de la DGUV exige una fuerza de retención mínima garantizada de factor 2, lo que supone que el sistema debe poder absorber el doble de la carga nominal.

Las normas internas de SITEMA exigen incluso un factor de seguridad mucho mayor. Así, un dispositivo anticaída KR 40 o KRP 40 con SiForce Technology con una carga nominal de 3,3 toneladas tiene una fuerza de retención efectiva de más de 10 toneladas. ¡Casi nada!

Rescate de personas

Al igual que muchas máquinas en las que se instalan frenos lineales, numerosas unidades de sujeción utilizan presión hidráulica o neumática para mantenerse abiertas. Cuando se produce una caída de presión en el sistema, el mecanismo de sujeción se cierra. Si esto ocurre debido a un fallo de funcionamiento, la carga soportada por las unidades de sujeción accionadas por resorte sin SiForce Technology solo puede moverse venciendo su fuerza de re-tención total, lo que muchas veces es imposible.

En cambio, en las cabezas de sujeción con SiForce Technology, el eje puede desplazarse siempre en dirección contraria a la carga aun estando despresurizado, es decir, cerrado. Así, en caso de duda, las personas atrapadas pueden ser liberadas de forma más fácil y rápida, lo que puede llegar a salvar vidas.


Funcionamiento

Para sostener una carga descendente, los sistema de sujeción autorreforzantes no obtienen su fuerza de resortes, sino de la energía de la propia carga. En las aplicaciones horizontales aprovechan la fuerza de accionamiento que se quiere asegurar. Las cabezas de sujeción SiForce se mantienen abiertas mediante presión hidráulica o neumática y se despresurizan para cerrar el mecanismo.

Cuando se asegura una carga en el modo de servicio normal, el accionamiento de la máquina se encarga de detenerla y la cabeza de sujeción la asegura de forma adicional. Para ello, el sistema de sujeción actúa primero únicamente en el vástago sin generar ninguna fuerza de retención. En este estado, sin embargo, la carga ya está asegurada, lo que se indica mediante una señal en la cabeza de sujeción. En este caso es posible liberar el mecanismo de sujeción con solo aplicar presión.

Mayor fuerza de retención

Si el freno de servicio o el accionamiento fallan, es decir, si la carga desciende aun estando asegurada con el mecanismo activado, el sistema de sujeción se contrae y genera una altísima fuerza de retención autorreforzante. Cuanto mayor sea la fuerza axial, mayores serán la sujeción y la fuerza de retención.

Seguridad absoluta contra fallos

Mientras que un freno lineal accionado por resorte sin SiForce Technology puede abrirse en cualquier momento cuando se produce un fallo de funcionamiento o de manejo, incluso estando bajo carga, en los sistemas con SiForce Technology primero debe traspasarse la carga de forma segura a otro lugar. Entonces y solo entonces puede abrirse el mecanismo de sujeción, que primero debe aligerarse levantando la carga. Por regla general, esto solo es posible si hay algún elemento que reciba la carga, como el accionamiento intacto de la máquina.
De esta forma, la SiForce Technology garantiza automáticamente que es seguro liberar el mecanismo de sujeción, ya que no es posible hacerlo sin que la carga esté suspendida en otro lugar. Un apunte: si la cabeza de sujeción con SiForce Technology «solamente» ha asegurado la carga, pero aún no la está soportando, puede abrirse simplemente aplicando presión, igual que un freno lineal accionado por resorte.

Sin necesidad de desbloqueo

Dentro del sector circula el mito de que los sistemas de sujeción autorreforzantes deben «desbloquearse» siempre, lo que es un inconveniente. Sin embargo, esto no es cierto. Ni existe la necesidad de «desbloqueo» ni puede considerarse una desventaja la protección contra la liberación accidental como parte de un análisis de seguridad.

Por eso, siempre que utilice un freno lineal, asegúrese de que tenga el Logotipo SiForce para garantizar la máxima protección para los usuarios de su instalación.